lunes, 3 de marzo de 2014

San Antonio de Padua


San Antonio de Padua
Anónimo, s. XIX
Capilla de San Lorenzo de Cortina
Llaranes Viejo (Avilés)


La obra: Se trata de una escultura de bulto redondo realizada, probablemente, en un taller popular en el siglo XIX, en madera de nogal policromada. Es de reducidas dimensiones (76x31cm), sigue el canon de las cinco cabezas y fue descubierta a comienzos de este siglo tras el retablo de la capilla, junto a una talla de San Lorenzo y otra cuya advocación desconocemos. Esta obra, que fue guardada tras la Guerra Civil como consecuencia de la reposición de los santos del templo por tallas de las denominadas de Olot, se puede ver en diversas fotografías antiguas de la procesión de San Lorenzo descubiertas en fechas recientes y que datan de 1900, 1920 y 1927.
La imagen está realizada en tres piezas (tronco, libro y peana) aunque, en origen, estuvo formada por cuatro ya que, sobre el libro, se encontraría la imagen del Niño Jesús.
Respecto a la técnica de ejecución, sobre el soporte de madera se aplicó estuco orgánico para las carnaciones, sobre la que se aplicaría la policromía de óleo en zonas del cuerpo visibles y de temple en las vestiduras.
La imagen, que representa a San Antonio de Padua, es hierática y frontal, aunque se hace patente un intento de movimiento al adelantar la pierna izquierda, marcándose la rodilla en el hábito franciscano.
Esta talla fue restaurada por Mónica Ruiz García en el año 2004 ya que presentaba ataques de insectos xilófagos, humedades, proliferación de hongos, clavos oxidados y una gran quemadura en la mano izquierda probablemente ocasionada por la llama de una vela. El cordón del hábito se encontraba deshilachado y la policromía presentaba numerosas lagunas que dejaban ver los repintes que tenía la talla. La policromía original, perdida en más de un 60% estaba compuesta de un tono siena sobre el que se situaron cuadrados de 4x4 centímetros de pan de oro. Esta capa presenta una reintegración volumétrica en la parte inferior, lo que ocasionaría, probablemente, un primer repinte de color verde y, más tarde, uno negro, todos ellos separados por capas de estuco.

Iconografía: San Antonio viste hábito franciscano marrón, ceñido a la cintura con un cíngulo hacia la derecha con tres nudos que representan los principios de su consagración como franciscano: obediencia, pobreza y castidad. Cuenta con una ancha tonsura monacal y calza sandalias (aunque sólo se aprecia el pie derecho que sobresale por debajo del hábito). En su mano izquierda sostiene un libro que es la Santa Biblia sobre el que se situaría, en su momento, el Niño Jesús, que visitó al Santo mientras éste oraba. La representación del joven Antonio se completa con su mano izquierda, que está en actitud de sujetar algo, que bien podría ser un lirio, símbolo del amor virginal consagrado a Dios, Jesús y la Virgen, aunque lo cierto es que no existe documentación gráfica que nos indique que sostuvo en esa mano.

El santo: San Antonio nació en Lisboa el 15 de agosto de 1195, siendo descendiente de aristócratas. En un primer momento fue monje agustino, de cuya orden adquirió una densa cultura y formación. Su ingreso en la Orden Franciscana tiene lugar en 1220 y es en este momento cuando viaja por Europa, conociendo en persona al propio San Francisco de Asís y destacando por su labor como predicador. Es en Padua cuando en 1231, y ya aquejado por la hidropesía, cuando decidió retirarse a Camposampiero. En su camino de vuelta a Padua hace estación en el Convento de las Clarisas Pobres de Arcella, donde Antonio muere el 13 de junio de ese mismo año. Fue canonizado el 30 de mayo de 1232 por el papa Gregorio IX.

Antes de la intervención.
(Foto: Mónica Ruiz)
Procesión de San Lorenzo de 1927.
(Foto: Centro de Interpretación y Documentación)
Bibliografía: 

RUIZ GARCÍA, Mónica; Informe de restauración y conservación. San Antonio de Padua; informe inédito; Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias; 2005.
MONTES, José María; Los santos en la Historia (Tradición, leyenda y devoción); Alianza Ed.; 2008; Págs. 65-66.

2 comentarios: